Desarrollo Personal

Muchas veces, nos preguntan por nuestras debilidades y/o aquellas áreas en las que consideramos que debemos mejorar y damos una repuesta rotunda y precisa. Lo tenemos muy claro y nos hacemos “cargo” de ello.

 

Ahora bien, cuando nos preguntan por nuestro punto fuerte, aquello que queremos destacar de nosotros mismos, nos entran las dudas. Puede ser que suframos de un falso pudor o que dudemos de nuestras fortalezas, de nuestro valor o ambas cosas.

 

Páginas