Presentaciones profesionales

No hay mayor desafío que encontrarse cara a cara con una hoja de papel en blanco y decidir con qué frase empiezo. Algo similar ocurre cuando tenemos que diseñar el inicio de una Presentación. Más aún si somos conscientes que tenemos unos pocos minutos para captar la atención del público, mostrar credibilidad, introducir el tema y motivarlos a que sigan escuchando.

 

Hablar BIEN en Público no es un capricho. Es una DECISIÓN que puedes no tomar, pero que cuyas consecuencias -si lo decides- son seguras y de gran impacto en tu vida profesional.

Como toda decisión profesional, debe ser consecuencia de un Proceso Mental, que resumimos aquí:
 

1º IDENTIFICA EL PROBLEMA O LA OPORTUNIDAD

Cada día escucharás que te dicen que la Comunicación Comercial debe ser menos técnica y más emocional. Si ves la publicidad, todo es márketing emocional, todo se basa en Historias (Storytelling). Con frecuencia, mis clientes me dicen “sí pero a mi no se me ocurren historias…”. 

Páginas